El horario ideal para tu hijo

Al terminar la asesoría de sueño, muchas familias me preguntan ¿Y ahora qué sigue? ¿Cómo voy a saber cuando mi hijo esté  listo para los siguientes cambios?  ¿Cómo serán?  ¿Qué estrategias para dormir puedo utilizar en dichos cambios?

Y aunque todo esto lo vemos en la llamada final de seguimiento, también es cierto que no todas las familias necesitan entrenar y que es información muy valiosa tanto si han trabajado conmigo o si lo están haciendo por su cuenta.

A partir de los 6 meses es que podemos “exigir” un horario. Aunque este horario no debe ser rígido, pero si tener la misma pauta. Es importante considerar sus necesidades de sueño tanto en el día como en la noche, además del tiempo que puede pasar despierto. Y por último – y creo que es un error muy frecuente que realizamos como padres- la hora que debe ser fija o siempre la misma-  es la hora de despertar por la mañana.

Les platico un poco los cambios de horario que tendrá un bebé a partir de los 6 meses.

6 meses

A los 6 meses un niño necesita alrededor de 11 horas de sueño en la noche y 3 – o 4 – siestas, divididas en dos largas y una corta.

Su horario debería verse mas o menos así:

Despertar

Despierto 1.5 hrs

Siesta de 1.5 hrs

Despierto 2 hrs

Siesta de 1.5hrs (podría ser hasta 2 hrs)

Despierto 2.5 hrs

Siesta de 45mins a 1 hra

Despierto 3 hrs

Dormido

9 meses

A los 9 meses tu hijo sigue necesitando 11 horas de sueño en la noche pero necesitará menos sueño en el día. La transición de 3 a 2 siestas sucede entre los 7 a 9 meses, aunque es mas común que suceda entre los 8 y 9 meses. En este periodo el tiempo despierto comienza a alargarse y la tercer siesta desaparece.

Su horario debería verse mas o menos así:

Despertar

Despierto 2/2.5 hrs

Siesta de 1.5 hrs

Despierto 3 hrs

Siesta de 1.5hrs (podría ser hasta 2 hrs)

Despierto 4 hrs

Dormido

Para hacer la transición hay que empezar a empujar cada periodo despierto 20 mins cada uno o dos días hasta llegar al tiempo despierto adecuado. Si el tiempo despierto de la tarde queda muy largo debido a siestas cortas, siempre tienes la opción de dormirlo mas temprano o tener la tercer siesta opcional.

13 a 15 meses

A esta edad tu hijo sigue necesitando 11 horas de sueño en la noche y dos siestas durante el día. Sin embargo, puede ser que el horario que tenía de dos siestas largas ya sea mucho para su edad.

A partir de los 12 o 13 meses sus periodos despierto vuelven a alargarse y sus siestas a acortarse un poco.

Su horario debería verse mas o menos así:

Despertar

Despierto 3 hrs

Siesta de 45 mins a 1hra

Despierto 3.5 hrs

Siesta de 1.5hrs

Despierto 4 hrs

Dormido

Muchos niños tienden a alargar la primer siesta y no querer hacer la segunda. Por eso es muy importante despertarlos de la primer siesta para que si hagan la segunda, que es la mas importante.

15 a 18 meses

En esta edad tu hijo sigue necesitando 11 horas de sueño en la noche pero sus necesidades de sueño en el día volverán a cambiar. La transición de 2 a 1 siesta sucede entre los 13 y 18 meses, aunque es mas común que suceda entre los 15 y 18 meses. Incluso he tenido niños que lo hacen después de este tiempo. Justo en esta edad están en la etapa en que dos siestas es mucho, pero una es muy poco.

¿Cómo saber cuándo esté listo?

  • Duerme de 10 a 11 horas de sueño ininterrumpido por la noche. Si no es así, trabaja para mejorar el sueño nocturno antes de hacer frente al cambio de siesta.
  • Consistentemente toma más y más tiempo para quedarse dormido en su siesta de la mañana.
  • Consiste en tomar siestas cada mañana cada vez más cortas o duerme demasiado por la mañana y luego rechaza una siesta por la tarde.

 

Una vez que veas estos cambios por 10-14 días consecutivos, puedes empezar con la transición a 1 sola siesta. Esta transición usualmente tarda de 7 a 10 días.

¿Cómo hacerla?

A partir de que comienzas la transición su primer siesta ahora será la larga y la segunda será de ayuda para que no llegue a la noche sobrecansado.

Empuje la siesta de la mañana 20 minutos cada uno o dos días hasta llegar a la hora deseada y deje dormir a su hijo lo que quiera (max 2.5 hrs). Al principio, la ventana de la tarde quedará muy larga, ahí es donde tenemos la opción de la segunda siesta o dormirlo mas temprano en la noche durante la etapa de la transición. Es muy importante que su ventana de la tarde no sea mas larga de las 4.5 hrs.

No lo dejes dormir cuando falten menos de 3 horas para su hora de dormir.

Su horario debería verse mas o menos así:

Despertar

Despierto  6 hrs

Siesta de 2hrs a 2.5 hrs (podrían ser hasta 3 hrs)

Despierto 4.5 hrs

Dormido

2.5 años en adelante

A los 2 años puede haber una regresión de sueño que se confunda con dejar la siesta. Esto no es cierto. La mayoría de los niños de esta edad siguen necesitando 11 horas de sueño en la noche y una siesta durante e l día. Lo que si sucede es que a partir de los 2.5 años el promedio de siesta disminuye a 1.5 hrs y el tiempo de sueño en la noche disminuye a 10.5 horas. Esto hace que sus ventanas se alarguen a hasta 6.5 hrs en la mañana y 5.5 hrs en la tarde.

Su horario debería verse mas o menos así:

Despertar

Despierto 6- 6.5 hrs

Siesta de 1.5hrs a 2 hrs (podrían ser hasta 3 hrs)

Despierto 5-5.5 hrs

Dormido

3 a 4 años

Alrededor de los 3 a 4 años se pierde la siesta y el tiempo que era de siesta se convierte en tiempo tranquilo. Al desaparecer la siesta, el promedio de horas dormido en la noche aumenta a 11.5 – 12 horas a los 4 años y 11 horas a los 5 años de edad.

Una vez que tu hijo entre al kínder, su horario de dormir será establecido por la hora en que debe despertar para ir al kínder. La idea es contar las horas que necesita de sueño hacia atrás partiendo de la hora en que despierta. Por ejemplo, si tu hijo de 5 años debe despertar a las 6:30am para ir a clases, entonces debe estar ya dormido a las 7:30pm.

Si batallas en despertar a tu hijo por la mañana, se queda dormido en el camino en el carro, se queda dormido en 2 minutos en la noche o ya esta muy necio a la hora de cenar, probablemente lo estás acostando muy tarde.