¡Mamá también necesita dormir!

Autor: Kim West “The Sleep Lady”

Traducción: Mariana Villarreal

El día de las madres esta a la vuelta de la esquina, y  me ha hecho pensar. Paso mucho tiempo hablando sobre cómo ayudar a tu bebé a dormir. Y es cierto, el sueño del bebé es importante; pero, ¡mamá también necesita dormir! Cuando estas embarazada, la gente aconseja en modo de broma que descanses, dando una pista sobre las inumerables noches en vela que vendrán.

Irónicamente, este es un buen consejo, pero muchas mujeres encuentran muy incómodo el dormir los últimos meses de embarazo. Cuando el bebé llega, los días y las noches comienzan a revolverse.

El entrenamiento de sueño ayudará una vez que el bebé llegue a una edad adecuada – alrededor de los seis meses. Sin embargo, antes de eso, los papás perderán sueño, y eso resultará en una deuda de sueño.

Probablemente te estarás preguntando ¿Qué es una deuda de sueño? Una encuesta por la Fundación Nacional de Sueño (National Sleep Foundation) mostró que el adulto promedio duerme alrededor de siete horas y media por la noche. Aunque esto esta cerca de la recomendación de 7-9 horas, muchos no clasificarían su sueño como sueño de calidad. Agrega el factor bebé, y probablemente sea seguro decir que los nuevos papás no se acercan a este promedio.

Con todas las razones por las que los papás se despiertan en la noche – tomas nocturnas, cambios de pañal, momentos de “Lo escuché moverse entonces tengo que ir a checarlo” que vienen con ser mamá – la deuda de sueño solo crece. Con suerte, la deuda de sueño, tal como cualquier otra deuda, puede ser pagada con el tiempo. Sin embargo, dormir un par de horas extras el domingo por la mañana no la saldan.

No es solo deuda de sueño. Un estudio de la Universidad de Harvard encontró que las mamás que reportaron cinco horas o menos de sueño por día cuando sus hijos tenían seis meses de edad tenían el triple de riesgo de retención de peso sustancial (11 libras o mas) en el primer cumpleaños de su bebé que las mamás que dormían siete horas por día. Otro estudio de Harvard sugiere la falta de sueño puede llevar a la depresión post parto. El sueño es importante, ¿Así que cómo puede mamá dormir más?

Habla sobre ello

Discute las necesidades de sueño de todos (tuyas y d el bebé) con tu pareja. Hazle saber como manejas la falta de sueño. Luego formulen un plan flexible que asegure que todos obtengan el mayor sueño posible.

Duerme cuando tu recién nacido lo haga

Si, esto son consejos viejos, pero son buenos consejos. Si puedes, trata de dormir cuando tu bebé duerma. Entiendo que para muchas mamás esto será muy difícil, pero dos horas extras de sueño diario te ayudarán a pagar la deuda de sueño que se esta acumulando.

¡Mamá necesita dormir tambien! Hagan turnos nocturnos

No hay vergüenza en pedir ayuda a tu pareja en los despertares nocturnos. Si la lactancia ya esta establecida, considera extraerte leche para que puedas dormir ocasionalmente durante la primer toma nocturna mientras tu bebé toma biberón.

Para las familias de fórmula, pueden alternar las noches, dejando una noche de dormir completa cada una que otra noche. Asegúrate que el monitor del bebé esta con tu pareja en la noche que te toca dormir. De otra manera, te despertarás instintivamente cuando el bebé se despierte.

Crea el ambiente

Recuerda que los mismos consejos de sueño que funcionan con tu bebé funcionarán contigo.

• Apaga la televisión (y todas las pantallas) por lo menos una hora antes de ir a dormir. Esto te ayudará a tener una rutina tranquila.

• Toma una taza de té descafeinado, toma un baño, o lee un libro.

• Pon atención a la temperatura de tu cuarto. La temperatura perfecta es alrededor de los 20 a 22 grados.

• Si tu habitación no es oscura, considera comprar cortinas blackout para ayudar a tu cuerpo con la producción de melatonina.

• El ruido es contraproducente para dormir. Ten un abanico prendido o una máquina de ruido blanco para bloquear, carros, trenes, o vecinos ruidosos.

• Invierte en sábanas de buena calidad, y considera comprar un colchón nuevo para que tu cuerpo tenga el soporte adecuado mientras duermes.

• Escucha a tu cuerpo y vete a dormir cuando estas cansado. Si pones atención, te darás cuenta que ya  estas lista pqra ir a dormir mas temprano de lo que te imaginas. Algunas mamás encuentran que pueden irse a dormir tan temprano como las 8pm. Una persona promedio tarda aproximadamente 20 minutos en dormirse. Si te esta tomando mas de esto, esta bien levantarte a leer un poco, y luego volver a intentarlo.

El sueño es importante para todos

Cuando hay un bebé nuevo en casa, es inevitable que los papás pierdan sueño. Si mamá esta lactando, la realidad es que a ella le tocará la parte mas pesada. Cualquier cosa que pueda ayudar a mamá, especialmente en este su mes, hará una gran diferencia. Cuando los seis meses del bebé lleguen pueden empezar el entrenamiento de sueño y podrás comenzar a saldar tu deuda de sueño.